martes

ISABEL ALEKSEVNA (c.1745-1775) PRINCESA TARAKANOVA

EL PERSONAJE: La aparición en París de la princesa Vlodomir, cuyo nombre real era Isabel Aleksevna, inquietó enormemente a la zarina Catalina II
Esta mujer presentaba un testamento de la zarina Isabel II en la que aseguraba que Aleksevna era su hija y, su padre, era el conde Razumowsky. Por tanto, Aleksevna era heredera directa al trono ruso.


Catalina II, que era zarina gracias a su matrimonio con Pedro III, sobrino de Isabel II, no tenía la menor intención de ceder el poder, así que ideó un cruel plan para conseguir que la princesa Tarakanova cayera en sus manos.
El plan consistiría en que el apuesto conde Alexei Orlov debía enamorar a la joven. Isabel Aleksevna, una hermosa joven de ojos azules y melena rubia, se enamoró perdidamente de Orlov quien, tras ganarse la confianza y el amor, le propuso matrimonio en Livorno. La ceremonia de boda se iba a llevar a cabo en el buque del conde. Nada más subir a bordo la princesa, la hizo prisionera para llevarla a la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo, de donde no saldría con vida.
Alguna otra versión asegura que la princesa Tarakanova fue obligada a convertirse en monja en un convento de clausura, con el nombre de Dositea.

BIOGRAFÍA: Isabel Aleksevna nació hacia 1745, siendo hija de Isabel I y el conde Alexei Razumovsky.
En 1772, con 27 años de edad y bajo el nombre de Aly Emeté Vlodomirskaya, Isabel apareció en los mejores salones de la alta sociedad parisina dejando a todo el mundo estupefacto con su belleza, su educación y su cultura.
A nadie le extrañó que esta mujer que, además dominaba idiomas como el francés, el alemán, el italiano, el inglés y tenía conocimientos de árabe y persa fuera la sobrina de un miembro de la nobleza rusa.
La princesa Vlodomir mostró un documento, supuestamente un testamento, en el que se demostraba que era la princesa Tarakanova y que era hija de Isabel Petrovna, emperatriz de Rusia y del conde Razumowski. En este documento, Tarakanova era declarada heredera al trono de Isabel II. Nobles como el príncipe Radziwill creyeron su historia y enseguida planearon echar del trono ruso a Catalina.
En 1775, la zarina Catalina envió a Roma al Conde Alexei Orlov con la misión de atraer a la joven hacia Rusia. Orlov no dudó en seducirla y, nada más pisó su nave con la intención de contraer matrimonio, la arrestó.
Fue llevada a San Petersburgo y confinada en la fortaleza de San Pedro y San Pablo donde fue interrogada por largo tiempo por el príncipe Galitzin. En los calabozos perdió la salud, desarrollando una tuberculosis que le causó la muerte. Isabel Aleksevna murió el 4 de diciembre de 1775.
Fotos nº 1, 2, 5 y 6: Cortesía dvdclassik,  Foto nº 3: Cortesía forumartinvestment,  Foto nº 4: Cortesía allposters, Foto nº 7: Cortesía flickr
¿Conoces las CAU-ferencias de CAU ARTÍSTIC?:"¿Cómo entender el amor de los hombres?"